A medida que los años han pasado, el sobrepeso se ha vuelto un problema más grande y más común. En respuesta a este problema, se ha buscado la dieta perfecta, el remedio milagroso que por sí solo adelgace milagrosamente y mantenga en cintura. Esto no existe, tristemente; pero si hay muchos productos y suplementos que podemos consumir para ayudarnos con la lucha contra el sobrepeso. En este artículo, cubriremos las sustancias llamadas quemagrasas.

¿Qué son los quemagrasas?

Son sustancias naturales que se consumen con el objetivo de lograr un cambio físico y perder peso. Se trata de sustancias muy solicitadas como suplemento alimenticio por todas aquellas personas que buscan perder peso. Se encuentran en los alimentos, o por separado en pastillas o bebidas.

¿Cómo funcionan?

Hay tipos distintos de quemagrasas, y cada uno funciona de una manera diferente, pero podemos decir que en general funcionan interviniendo en el metabolismo de grasas y azúcares, facilitando su eliminacion o haciendo más dificultosa su absorción. Existen varios tipos de quemagrasas:

  • Termogénicos: Incrementan la actividad metabólica, incrementando por lo tanto el consumo energético del cuerpo. Las calorías extras que se queman para obtener mayor cantidad de energía son extraídas de las reservas de grasa del cuerpo, reduciendo el peso corporal.
  • Lipotrópicos: Facilitan el transporte de las moléculas de grasa hacia las mitocondrias, que se encargan de generar energía para las células utilizando dichas moléculas de grasa.
  • Reductores: Dificultan la absorción de las grasas malas por el cuerpo, además de que al comer alimentos que posean quemagrasas reductores da sensación de saciedad, por lo que se evita el sobrecomer.
  • Depurativos: Se utilizan cuando el sobrepeso es a causa de retención de líquidos, en el caso de obesidad femenina y otras condiciones.

Se pueden encontrar directamente en los alimentos y ser consumidos de esa manera, o también se pueden encontrar en cápsulas, como añadido de suplementos vitamínicos, dosis líquidas, polvos solubles en agua, y demás presentaciones a conveniencia del consumidor.

¿Bastan los quemagrasas para bajar de peso?

Como bien dijimos al principio, ese remedio milagroso que otorga un abdomen plano y marcado sin esfuerzo alguno y al poco tiempo no existe. Sin embargo, pueden ayudar enormemente en el proceso de pérdida de peso. Los quemagrasas de herbolario online no llegan a su máximo potencial por sí solos: Llegan a su óptimo funcionamiento si se combina su consumo con rutinas de ejercicio y una dieta balanceada, rica en proteínas y baja en grasas y carbohidratos. Si se combinan estos tres elementos, juntos harán que los cambios a nivel físico sean fácilmente notables a simple vista.

¿Son peligrosos para la salud?

No, su consumo es completamente seguro. De hecho, es probable que todos los consuman diariamente en sus alimentos rutinarios todos los días, pero no en suficiente cantidad para poder hacer una diferencia significativa en sus pesos corporales.

Independientemente de la edad, condición física o enfermedades que padezca, agregarlos a la dieta nunca sobra ni está demás, pues se trata de alimentos muy saludables, incluso cuando el objetivo no es perder peso sino mantener una figura esbelta.