A lo largo de la historia los anillos, relojes, pendientes, collares, colgantes, etc. se han diseñado para señoras y caballeros, en la mayor parte de las culturas. Se han usado principalmente para decorar y realzar el atractivo de hombres y mujeres.

Los primeros broches, brazaletes, collares, etc. se fabricaron en El continente africano, concretamente en el período de tiempo transcurrido desde la aparición de onlysilver los primeros hominios hasta que tenemos constancia de documentos escritos.

Hace muchísimos años empezaron a verse aros, alianzas, gargantillas, esclavas, etc. de un metal brillante, muy maleable y de color pardo rojizo.

Durante la civilización que surgió al agruparse los asentamientos situados en las riberas del cauce medio y bajo del río nilo las esclavas, sortijas, gargantillas, pulseras, etc. eran símbolo de fortuna y aparte se utilizaban para las iglesias.

Los griegos de la antigüedad no solían llevar brazaletes, sortijas, aretes, colgantes, etc. y cuando decidían hacerlo era para algún acontecimiento especial. Se solían regalar aparte de que las damas se ponían joyas para mostrar su riqueza y belleza.

Cuando los romanos llegaron a europa, la joyería varió. La pieza que más se utilizaba llegó a ser el prendedor, y de esta manera tenían las ropas mejor sujetas. Hicieron muchas joyas con zafiros, carey, jáde, esmeraldas, perlas, bronce, oro, etc., porque había muchas alternativas por todas partes. Diseñaban collares, cierres, brazaletes y pendientes. También hicieron adornos que cuelgan de una joya y en el interior se echaba alguna fragancia. Las señoras usaban brazaletes, cadenas, alianzas, aros, adornos prendidos en la ropa, colgantes con nombre, etc., mientras que los chicos utilizaban alianzas.

Durante el movimiento que incluye renovaciones culturales y científicas y se retoman las premisas grecolatinas y las expediciones marítimas hacia otros países dejaron huella en el ámbito de la joyería en Europa.

Bajo el imperio napoleónico. Los especialistas en joyería comenzaron a diseñar esclavas, tocados, alianzas, aros, gargantillas y adornos que se llevaban prendidos en la ropa para llevar a juego.

Los cambios de normas y valores y además la naciente industria posibilitaron que aflorará una clase social integrada por profesionales que podía comprar brazaletes, prendedores, colgantes, sortijas, aretes, etc..

En nuestros tiempos los nuevos instrumentos aparte de el uso del aluminio, hierro, bronce, estaño, cobalto, etc. han dado lugar al diseño de joyas, y además accesibles para todas las personas.