Cuando veo la tv y atiendo a los certámenes que surgen cuando se trata de elegir el preferible vino ó el insuperable licor, aún apenas consigo captar, como un vino resulta ser mejor que otro, opino que ha sido un tema de gustos. Podría presentarse el caso de que a determinados consumidores de vino les guste mucho más ese vino el cual ha sido catalogado por el entendido como el vino más mediocre, que cualquiera que ha sido premiado en un concurso por decisión de esos entendidos.

Hace unos días me explicaron que el vino tinto de una bodega conocida del centro de españa, lo había calificado un famoso catador en vinos igual que uno de los mas reconocidos del mundo, siendo un vino primavera económico y que había pasado desapercibido, esta popularidad permitió que el vino se acabara muy rápido y esto debido a la interpretación de un hipotético entendido de gran fama a nivel mundial. Para el negocio de vinos donde se comercializa dicho vino fue como si le hubiera tocado la lotería, puesto que desde ese momento, no solamente vendían bastante más botellas del cual había recibido el reconocimiento sino del resto de los vinos que comercializa esta bodega.

Acerca de el mercado me quedan dudas si los hipotéticos catadores se influencian por algunos elementos diferentes al puro paladar.

Dicho negocio de las bodegas nos lleva hoy en día a la exportación a otros lugares en los que debido a el tiempo va a ser complicado poseer cultivo de viñas que logren dar frutos que tengan la calidad que se necesita cuando se requiere conseguir un vino apetecible, un licor y cava. Cuando se requiere poder tener actividad en el comercio externo primeramente es necesario un producto apetecible, en segundo lugar un aspecto adecuado y tercero gastar en explotación. Cuando se trata de los dos últimos puntos casi siempre es en lo que fallan la gran parte de las bodegas de ciertas localidades de el país.

Pongamos como ejemplo el Cava, el cual para aquellos que no lo sepan resulta ser un vino burbujeante el cual tiene su procedencia en Nuestro país y que sería muy similar a su homónimo Champagne franco. Los franceses venden bastante mejor a nivel mundial el champagne que los españoles el cava, hablando de los motivos podemos decir que comenzaron con anterioridad a exportar las botellas y gozan de más veteranía que españa, aunque la calidad de los vinos españoles sería tan buena como la de Francia. Inclusive en nuestra geografía siendo los vinos de la misma condicion hay diferencias a lo largo de los los costes motivadas por la óptima comercialización de dichos productos en nuestros límites fronterizos.

Esa asignatura pendiente que tienen nuestros fabricantes y distribuidores de licores como gourmetsani resulta ser la comercialización exterior y cuando se trata de eso tienen que dejarse guiar por especialistas y emplear una suma de capital en promociones y divulgación, cosa que los hay que en ningún caso están dispuestos a desarrollar por que no tienen pretensiones o tal vez ya que no suponen que sean capaces de sacar partido de esas sumas.

Hace un tiempo he encontrado a un representante que si tenía ganas de subir la facturación en su negocio y además se ha propuesto a inventar un distintivo. La táctica es que otros empresarios embotellen el producto con su marca y él se ocupa de ofrecer entre los compradores esas botellas, ha comenzado con el vino blanco, y ya me han comentado que va a embotellar vino tinto y rosado. Después quiere sumar en este proyecto licores e incluso diversos productos de alimentación. Opino que va a ser una excelente estrategia ya que apenas ocasiona casi nada de tal forma que únicamente acumula en sus establecimientos las valoraciones de comercio que espera vender, si en un hipotético caso los encargos se acrecienten tiene bien acordado con las bodegas la entrega de mas botellas en un periodo corto de tiempo.

El consumo de caldo a escala internacional, conforme a el cómputo, está incrementando, existe un conocimiento del caldo que está creciendo, no solo por los beneficios de cara a la salud que proporciona el producto sino porque suele ser la consumición que mejor acompaña a las comidas y las cenas. Por otro lado necesitamos ser innovadores en la producción de caldos y licores e incluso preparar aromas nuevos que logren acoplarse a los gustos en distintos lugares. Todavía recuerdo cuando partí de vacaciones a centro Europa en invierno y caté vino caliente el cual era una de las bebidas más consumida cuando hace frío. Ese será el caso en el cual nos tenemos que percatar cuando queremos obtener productos que se consideren idoneos de cara a otros países no obstante si precisamos eso tendríamos que ir y por tanto conocer la forma de vivir de los ciudadanos en el lugar que pretendemos introducir estos caldos e incluso licores.