Como no ser víctima de estafa y reclamar tu garantía de conformidad

En todo momento debes reclamar tu garantía de conformidad del vehículo que adquiriste si no funciona de manera óptima o correcta. Un automóvil o motocicleta de segunda mano no quiere decir averiado, sino que se entrega en un estado de uso y que es más propenso al deterioro; sin embargo, este deterioro no puede ser nunca tan espontaneo.

La estafa está presente siempre en cualquier documento que implique legalidad, ya sea por mero interés de daño por parte del vendedor o por un descuido de lectora del comprado y en caso de que ocurra esto último, no sería una estafa realmente ya que estaría siendo avisado de las condiciones.

Las garantías extendidas por ejemplo, pueden ser una estafa ya que intentan confundirse en primera instancia con un seguro para el vehículo y están muy lejos de serlo. La garantía de conformidad es aquella que se usa para proteger al comprador del vendedor y no de un accidente que el mismo pueda tener en un momento dado.

La mejor forma de evadir una estafa en una garantía de conformidad es:

  • Siempre recibir el documento escrito
  • No acceder a garantías extendidas sin haber leído los términos antes
  • Nunca comprar vehículos a precios dudosos o a vendedores que suenen del todo desesperados por vender.

España y sus leyes de Garantía de Conformidad

La garantía legal de conformidad con el automóvil como ley en España existe desde hace mucho tiempo para generar al adquisidor una protección contra sujetos mal intencionados. Los concesionarios por ejemplo, no deberían vender vehículos que sean usados en calidad de nuevos y venderlos como tal, ya que a fin de cuentas, un kilometraje puede ser fácilmente manipulado.

Las leyes de conformidad si bien tienen ciertos agujeros que pueden ser utilizados en contra del comprador, siempre es una buena opción tener una segunda garantía y esta garantía es un experto en temas de políticas automovilísticas, el mismo nos asegurara tener una compra segura y evitar los problemas de daños en vehículos.

Al momento de adquirir cualquier tipo de automóvil o moto, siempre cerciórate de que este se encuentre en el estado en el que lo dicte el documento de conformidad. El vendedor no debe tener ningún tipo de inconveniente en que eches un vistazo al vehículo; de hecho, estos suelen solicitar al comprador que lo haga por cortesía y para protegerse de la garantía.