Tipos de reproducción asistida

Si las posibilidades terapéuticas normales para resolver un cuadro de infertilidad no tienen éxito o paren de ser pertinentes y se comprueba que el origen del problema es una imposibilidad para el desarrollo de un embarazo sano por medios naturales, se pueden usar las llamadas técnicas de reproducción asistida.
Es de señalar que estos procesos sólo facilitan el inicio del embarazo cuando hay alguna perturbación para que la fecundación sea realizada por su proceso natural, o sea, después del encuentro del óvulo desunido del ovario con los espermatozoides localizados en la vagina a través de un coito, pero no dificultan una posterior desenvoltura del embarazo. Este proceso consiste en la ayuda que posibilita el encuentro de las gametos y, aunque se elige técnicas más o menos sofisticadas, esta realización no tiene ninguna consecuencia en el posterior desarrollo del embarazo, que se desarrolla siempre dentro del útero de la madre de modo que sea absolutamente natural .
A pesar de que ya existen varios métodos de reproducción asistida, es posible realizar la distinción de dos procedimientos -la inseminación artificial y la fecundación in vitro-, teniendo cada uno de estas técnicas varios tipos e indicaciones específicas. A continuación, abordaremos los fundamentos de estos métodos y los estrictos pasos precisos para su ejecución, pero se debe señalar que se trata de explicaciones cortas, ya que estas técnicas pasan por un continuo mejoramiento, lo que lleva al mismo tiempo la justificación del hecho de que son cada vez más recomendables.
Por último, es de señalar que hace sólo una descripción de estos métodos desde un punto de vista científico, no abordando cualquier tipo de aspectos o legales.

 

Inseminación artificial
La inseminación artificial es la técnica más clásica de reproducción asistida, ya que es básicamente la introducción de una cierta cantidad de esperma dentro del útero con la ayuda de un dispositivo especial, sin ser necesario ningún contacto sexual, de modo que los espermatozoides suban a través de sus propios medios hacia las trompas de Falopio a la búsqueda de un óvulo para que puedan fecundar, proporcionando el inicio de un embarazo absolutamente normal

 

Fecundación in vitro.
Este método se basa en proporcionar la unión de óvulos y espermatozoides dentro del laboratorio, de manera que, una vez realizada la fecundación in vitro, se almacenan uno o más embriones dentro del útero materno, donde van a evolucionar a lo largo de un embarazo natural.