Archive for diciembre, 2017

0

Con las altas temperaturas las extremidades que sostienen el cuerpo tienen que soportar el exceso de calor, y por tanto lo más indicado será optar por calzado que no de calor y que sea holgado.

Los zapatos ideales para llevar con las altas temperaturas van a ser las sandalias pues son calzados abiertos y las tenemos en todas las tiendas. Las hay con tacón o planas y se realizan con materias primas como serían el poliuretano, goma, corcho, vinilo, espuma plástica, cuero, etc..

Las playeras de zapateria infantil sin tacón se consideran las que más suelen comprar las mujeres, pues se puden poner con todas las prendas.

Es fundamental buscar esparteñas que traigan una base adecuada en la zona que vincula el pie con la pierna y de esta forma se evita la rigidez de los tejidos que conectan al músculo con el hueso y además evitará lesiones en las uniones de 2 o más huesos de los pies.

Las chanclas que tienen la parte que toca el suelo demasiado ligera, van a poder ocasionar malestares en las partes de la pelvis que sobresalen a los costados del cuerpo. Es fundamental la estabilidad en la postura del cuerpo cuando andamos y únicamente será posible con suelas de latex, doble densidad, caucho, goma, tpu compacto, corcho o tpu expandido.

Es importante que las chanclas que tienen un anillo para meter el dedo gordo del pie que forma parte de la extremidad distal del cuerpo, no se las pongan los chicos y las chicas que tienen ese dedo menos largo que los demás, de esta forma se pueden prevenir torceduras en los dedos de los pies.

Con lo cual tengamos en cuenta que saber si su pie es egipcio, griego, romano o cuadrado será necesario si tenemos que comprar zapatillas.

Y también hay que ver atentamente las chanclas que escogemos para los niños en los meses de verano. Los niños deberían ponerse deportivas cómodas de pisin pisan que proporcionen suficiente agarre. Como los chavales no dejan de moverse debemos escoger sandalias con suelas que no resbalen, la anchura es indispensable para evitar las caídas.

Recuerde estas sugerencias antes de adquirir las sandalias de verano, acuérdese de que lo principal va a ser el estado de salud de los miembros inferiores y luego, el color y el diseño que quiera para que vaya bien con las vestimentas.

0

Desde que se conoce la existencia del ser humano los anillos, pendientes, collares, relojes, colgantes, etc. se han hecho de cara a ambos sexos, en África, Europa, América y Asia. Se han usado principalmente como adorno y para que puedan lucirse en distintas partes del cuerpo.

Las primeras pulseras, cadenas, prendedores, etc. proceden de El continente africano, exactamente durante el Paleolítico, Mesolítico, Neolítico y la Edad de los Metales.

Hace 70 siglos aparecieron aros, alianzas, gargantillas, esclavas, etc. en cobre.

En el antiguo Egipto los collares, pendientes, brazaletes, sortijas, gemelos, etc. significaban opulencia y aparte propiedad de los faraones en los templos.

Los habitantes de la antigua grecia no solían usar piezas de joyería y si optaban por llevar alguna pieza era en convocatorias públicas. Servían para hacer regalos y también las chicas llevaban gargantillas, sortijas, pulseras, etc. para demostrar que eran de una clase acomodada y acentuar su belleza.

A la llegada de los romanos al continente europeo, se inició un cambio en la joyería. La alhaja que más éxito tuvo fue el conjunto de dos piezas, una de las cuales encaja en la otra, de esta manera realzaban la belleza de la prenda. Utilizaron bronce, oro, carey, jáde, zafiros, esmeraldas, perlas, etc., porque disponían de mucha variedad por todas partes. Hacían pulseras, gargantillas, aretes y broches. Y también inventaron joyas que cuelgan de una cadena y por dentro se rellenaban con fragancias. Las señoras solían ponerse collares, pendientes, broches, pulseras, anillos, etc., y sin embargo los varones se ponían sortijas.

A lo largo del periodo artístico y movimiento artístico que se desarrolló en europa entre el siglo xv y xvi y el comercio fluido con Catay, las Islas Molucas, las Islas Cipango, India, etc. marcaron por completo el desarrollo de la joyería en Europa.

Cuando napoleón fue coronado emperador de francia. Los expertos en joyas diseñaron pendientes, broches, anillos, collares, pulseras y tiaras a juego.

Los cambios de valores de Tomas Parkers, normas o las manifestaciones materiales de la sociedad y por supuesto el tránsito a una economía marcada por la industria posibilitaron que surgiera una clase social con ingresos medios que podía comprar colgantes, aretes, brazaletes, sortijas, prendedores, etc..

En los últimos años las nuevas técnicas además de el uso del estaño, bronce, aluminio, hierro, bronce, etc. han convertido las joyas en un producto renovado, y también por un módico precio.